Halitosis - Mal Aliento - Halitosis Real o Imaginaria

La halitosis o mal aliento, como entender mejor este tema y como resolver definitivamente el mal aliento o halitosis.

La halitosis o el olor desagradable del aliento o mal aliento puede ser producido por ingesta o inhalación de sustancias que se excretan en parte por los pulmones, por enfermedades gingivales o de las encías, enfermedades dentarias o por fermentación de de partículas alimentarias en la boca. Es muy importante tomar en consideración esta última como causa principal y mayoritaria. La halitosis o el mal aliento, también puede estar asociado a enfermedades del sistema como son encefalopatías hepáticas, acidosis diabéticas, enfermedades infecciosas o neoplásicas (malignas) de las vías respiratoria.

Normalmente el esófago está colapsado y separado de las vías aéreas. Aunque pueden producirse eructos de olor desagradable cuando hay retención gástrica o tumores gástrico o esofágicos, los trastornos gastro-intestinales (GI) no causan habitualmente halitosis o mal aliento, y la afirmación de que el olor del aliento refleja el estado de la digestión y la función intestinal es incoreccto.

La respuesta de las demás personas a la halitosis o mal aliento está determinada en parte por la adaptación y los factores sociales. Así una persona puede no ser consciente de su mal aliento, y lo que es molesto para un extraño puede no serlo para el cónyuge o para un familiar.

El mal aliento o Halitosis Psicógena es la queja del mal aliento de un individuo basada posiblemente en los factores psicológicos que los demás no perciben. Puede aparecer durante un período de ansiedad (p.ej: en la primera menstruación de una adolescente. El paciente hipocondríaco que normalmente amplifica las sensaciones corporales normales también puede referirla. A veces refleja un trastorno mental grave. El paciente obsesivo puede manifestar una sensación permanentemente de falta de limpieza, y un individuo paranoide puede tener un delirio de que sus órganos se están descomponiendo.

Tratamiento.

Lo primero que hay que tomar en consideración es el aseo personal-bucal. Esto es fundamental para resolver lo que con mayor frecuencia produce el mal aliento como son la fermentación de los restos alimentarios entre los dientes, de allí que es necesario el cepillado post-ingesta seguido de una limpieza exhaustiva de cada espacio interdentario con hilo dental.

La eliminación o el tratamiento de las causa específicas es eficaz. No deben emprenderse estudios diagnósticos extenso a menos que la historia clínica de la exploración física sugieran una causa subyacente. Escuchar con atención al paciente y tranquilizarlo resulta útil en la mayoría de los casos de la halitosis psicógena. La persistencia de esta a pesar de la calma puede requerir una consulta psiquiátrica.

Estos son enfoques pautados convencionalmente desde el punto de vista científico tradicional. Existe una causa de la halitosis o mal aliento pocas veces estudiada y que estamos seguro es una de las principales de todas las causas. Pocas veces se nos orienta en las escuelas de medicina al respecto de esta causa y su relación con la salud.

El estilo de vida que llevamos actualmente es uno de los condicionantes de esta causa por cuanto modifica de manera significativa nuestros hábitos lo cual trae como consecuencia repercusiones importantes en nuestra salud, fundamentalmente a nivel del tracto GI. Esto ha hecho que muchos médicos fracasen en el éxito del tratamiento de la halitosis por cuanto no dan con el hallazgo de una causa que la justifique. En consecuencia no se puede tratar la causa por cuanto la desconoces.

Para entender un poco mas y resolver esta situación desagradable en muchas personas y para saber de que estamos hablando realmente sugerimos ampliar sus conocimientos al respecto de este tema, la halitosis o mal aliento y su consecuencia fundamental.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preguntas y/o Comentarios

Entradas populares